viernes, 11 de diciembre de 2009

El centro emisor de Monreal, que afecta a 3.325 habitantes aragoneses, ha cesado hoy las emisiones analógicas de televisión

 


En Aragón Liberal

La segunda y tercera fases del proceso de transición a la televisión digital terrestre afectan a 410.000 habitantes de 1.150 localidades aragonesas

La consejera de Ciencia, Tecnología y Universidad, Pilar Ventura, acompañada por el director general de Tecnologías para la Sociedad de la Información, Miguel Ángel Pérez Costero, ha mantenido hoy un encuentro con los medios de comunicación para informar del inicio de apagado de las emisiones de televisión analógica en la segunda fase del proceso de transición a la TDT en Aragón. El emisor principal de Monreal, que afecta a 32 localidades aragonesas, emite desde hoy exclusivamente en tecnología digital. El apagado analógico de la fase II continuará el 12 de enero con el apagado del emisor de Alpicat y se completará el 3 de febrero con el cese de emisiones analógicas en el repetidor de Montecaro.

La segunda fase del proceso de transición a la televisión digital terrestre en Aragón se caracteriza por incluir a centros emisores principales que afectan a poblaciones de diferentes comunidades autónomas. Esta situación, de una gran complejidad técnica, hace necesario que el proceso de encendido digital y apagado analógico de los repetidores principales de Monreal (Navarra), Alpicat (Lérida) y Montecaro (Tarragona) se debe realizar de forma progresiva y coordinada para evitar afecciones entre las diferentes señales.

Los proyectos de transición de Monreal, Alpicat y Montecaro afectan en Aragón a 142.847 habitantes de 420 localidades. Para garantizar que la población incluida en estos proyectos de transición reciba las emisiones de TDT es necesaria la puesta en servicio de 104 repetidores secundarios. En la actualidad, 392 localidades reciben señales de TDT y desde el Gobierno de Aragón se están desplegando los equipos emisores necesarios para activar las 28 localidades restantes.

El centro emisor de Monreal, que cesa hoy sus emisiones analógicas, afecta en la Comunidad aragonesa a 3.325 habitantes de 32 localidades. Desde los repetidores de Leyre, Arrés y Ansó se van a mantener las señales analógicas hasta el 12 de enero para facilitar la adaptación a la tecnología digital de la mayor parte de las poblaciones incluidas en este proyecto de transición. En el caso de las localidades de Isuerre, Lobera de Onsella y Longás, que tradicionalmente recibían señales analógicas de televisión de muy baja calidad, y ante la imposibilidad técnica de que puedan recibir señales de alguno de los repetidores programados, en los próximos días el Gobierno de Aragón instalará un nuevo centro emisor que dará servicio a estas poblaciones.

El proceso de transición a la TDT en Aragón culminará el 3 de abril de 2010 con el apagado analógico de la fase III. En esta fase están incluidos los proyectos de transición de Arguis, Inogués-Sediles, Javalambre y Lérida Norte. Para completar estos proyectos, que afectan 267.293 habitantes de 730 localidades, son necesarios 177 repetidores de TDT. Hoy, un total de 623 localidades de la tercera fase disponen de servicios de TDT.

A lo largo de los próximos meses, y desde los emisores principales de los diferentes proyectos de transición, se insertarán rótulos informativos en las emisiones de los canales de televisión analógicos que advierte a los ciudadanos del próximo cese de emisiones de televisión terrestre con tecnología analógica y de la necesidad de adaptarse a la TDT.